HNM

HNM

Aplicación Movil

Celeste Andino / Honduras, Nación y Mundo
Powered by Conduit Mobile

viernes, 1 de julio de 2011

Médicos hondureños y extranjeros cambiaran la vida del menor

La vida del pequeñito Moisés de tan sólo ocho meses de edad, puede cambiar en unos meses, ya que por gestiones de la Primera Dama, Rosa Elena de Lobo, el menor será enviado a un hospital del estado de Virginia, Estados Unidos, para que le practiquen una cirugía ya que padece de una rara enfermedad que le ha provocado un tumor en su cuerpecito.


El menor fue abandonado por sus padres cuando estaba recién nacido, por lo que las autoridades del Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia (INHFA) lo acogieron y le han dado las atenciones que requiere pues es un niño especial que convive diariamente con un tumor de agua y sangre que crece diariamente en un costado de sus costillas.

“Es un compromiso el que tengo con el pequeño Moisés por lo que lo he conocido hoy y le vamos a gestionar todo lo necesario para que lo puedan operar los médicos especialistas tanto hondureños como de Estados Unidos” aseguró la Primera Dama.



Por su parte, el ministro de Salud Arturo Bendaña, informó que se le dará atención médica la próxima semana en el hospital Materno Infantil donde se le realizarán una serie de exámenes y prepararlo para la operación.

Moisés también ha estado al cuidado permanente de la ciudadana estadounidense Robin Gracie Travis Murphree, quien se ha encargado de recuperar al menor ya que estaba desnutrido y no tenia las atenciones requeridas por su enfermedad por lo que se tomó la atribución de buscar ayuda con médicos estadounidenses que vienen al país y que son especialistas en atención a menores.

En los próximos meses, se harán las gestiones para trasladar a Moisés a un hospital de Boston donde se le practicará la cirugía y permitirá que se desarrolle como un niño normal.

La Primera Dama, Rosa Elena de Lobo, viajará también a Estados Unidos para acompañar al pequeño Moisés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada