HNM

HNM

Aplicación Movil

Celeste Andino / Honduras, Nación y Mundo
Powered by Conduit Mobile

lunes, 11 de julio de 2011

Presidente Lobo Sosa entrega bono 10 mil a miembros de la Policía Nacional

El Presidente Lobo Sosa, considera que los gobiernos debieran reconocer el  sacrificio de policías para defender tranquilidad y paz de los hondureños.

El Presidente Porfirio Lobo Sosa, hizo extensiva las bondades del Bono 10 Mil, a unas mil familias de agentes de la escala básica de la Policía Nacional, que recibieron el sábado el desembolso, en una ceremonia realizada en el cuartel de Casamata.

Acompañaron al Presidente Lobo Sosa en la mesa principal, el ministro de Seguridad Óscar Álvarez, el viceministro, Roberto Romero Luna, el director general de la Policía José Luis Muñoz Licona y el subdirector de esa institución, René Maradiaga Panchamé.

En esta segunda entrega del bono a los policías, el Presidente expresó que es un acto solidario que el Gobierno y  todas las administraciones deben tener con la institución policial, sobre todo con los que más tienen necesidad de apoyo.
 
La labor de la Policía Nacional, como primera línea de defensa frente a la amenaza de la delincuencia a las familias y que perturban la paz en los hogares, debe ser parte de una serie de acciones solidarias que se debe tener, manifestó.

“He hablado con el ministro Álvarez y con el director general de la Policía, José Luis Muñoz Licona, de todos los programas que deberíamos tener para que el policía o la mujer policía, sienta que hacemos un reconocimiento justo al sacrificio que ellos hacen arriesgándolo todo por la paz y tranquilidad de los hondureños”, añadió.

Señaló que no hay forma de honrar el sacrificio de esos hombres y mujeres que visten el uniforme y defienden los más altos valores patrios y  dan la paz y tranquilidad de las familias.

Reiteró su compromiso con el cuerpo policial por su invaluable valor y pidió a la sociedad justipreciar el significado de ser policía y de la labor que hacen. “Este bono está destinado a la salud y la educación, no es un regalo, sino una ayuda que permita a sus hijos recibir educación,  única forma de mejorar la situación de vida de los hondureños y hondureñas”, acotó.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Óscar Álvarez, resaltó el valor que tiene el bono para los sectores de menores ingresos y que es el punto de partida para romper con la pobreza en el país y para que las próximas generaciones tengan  una real oportunidad de  desarrollar capacidades y competencias gracias al acceso a la educación, la salud y una nutrición equilibrada.


Señaló, que en el marco del humanismo cristiano que pregona el mandatario, el Estado, con  la entrega de este beneficio, sólo se pide a los beneficiarios, corresponsabilidad en las acciones destinadas a mejorar su calidad de vida, matricular sus hijos en la escuela y que cumplan su jornada, controles en salud y  seguimiento en los planes de vacunación.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada