HNM

HNM

Aplicación Movil

Celeste Andino / Honduras, Nación y Mundo
Powered by Conduit Mobile

viernes, 4 de febrero de 2011

PERSPECTIVAS CENTROAMERICA 2011 BCIE

Entorno internacional

Los mercados retoman la estabilidad de manera progresiva… pero el desempleo en EE.UU. se mantiene elevado y la confianza de los consumidores sigue débil.
El precio del petróleo amaga con seguir subiendo y  hay gran preocupación por el alza rápida en los precios de los alimentos.
Hay cautela acerca del ritmo de la recuperación del crecimiento en los países industrializados. 

·         La recuperación económica siguió afianzándose en 2010; sin embargo, la estabilidad financiera mundial sufrió un importante retroceso debido a la turbulencia registrada en los mercados de deuda soberana, principalmente en Europa.
·         La amenaza de una double dip recession parece diluirse. En Europa, sin embargo, hay amenazas de contagio que emergen desde Grecia, Irlanda y Portugal. Ha habido bail outs para los dos primeros, y no se descarta que pudiera haber para el tercero. También despiertan preocupación países más grandes como España, pero el dinamismo de la economía alemana logra mantener la confianza en la zona euro.
·         Los mercados financieros se han normalizado, y el otorgamiento de crédito retorna hacia las empresas; sin embargo, la política monetaria expansiva ha repercutido en los mercados cambiarios y de commodities.
·         La recuperación mundial ya no descansará solo en EE.UU. y otras economías industrializadas, sino que economías como las de los BRIC (China en particular) serán determinantes.
·         De hecho, el crecimiento de Sudamérica se explica en gran medida por sus exportaciones de productos agropecuarios y minerales hacia China.
·         Hay muchas incertidumbres en la economía mundial (e.g., si habrá un crecimiento sólido o frágil en EE.UU., si será con creación de empleo, qué tanto puede empeorar la zona Euro, si China tendrá que restringir su crecimiento para no sobrecalentarse, si continuarán subiendo los precios de los alimentos).
·         Por ende, todo indica que se darán revisiones continuas en las tasas de crecimiento de los países. 
·         Se sostiene que países emergentes estarían alcanzando ya sus niveles de PIB potencial.
·         La política monetaria expansiva comienza a tener sus críticos, ante el temor de que podría propiciar presiones inflacionarias.
·         La Reserva Federal, sin embargo, sostiene que la inflación se mantiene bajo control, por lo que mantiene las tasas de interés bajas y continúa con la inyección de liquidez a la economía.
·         La política fiscal sí se espera que se torne contractiva en 2011, tras una expansión significativa registrada en el período 2009-2010.
·         Los aumentos en los precios de los commodities podrían afectar sobre todo el índice de precios en los países en desarrollo, ya que la ponderación de los alimentos tiende a ser alta en sus canastas familiares.


El desempeño económico de Centroamérica y República Dominicana en 2010

La región volvió a crecer en 2010, pero de manera asimétrica y modesta en algunos países.
El comercio exterior ha crecido, pero sin alcanzar aún los niveles previos a la crisis.
Se volvió a contar con déficits fiscales elevados.
El otorgamiento de préstamos sigue deprimido.

·         El año 2010 fue mejor que 2009, pero todavía se experimentan tasas modestas de crecimiento, con la excepción de Panamá y República Dominicana, y un poco más atrás Nicaragua y Costa Rica.
·         En términos per cápita varios de los países de la región continuaron registrando una merma.
·         El desempeño de los sectores fue muy asimétrico de acuerdo a la evolución de los IMAE de los respectivos países. Sectores como la construcción todavía tienen dificultades serias para crecer en la mayoría de los países.
·         La dependencia excesiva de EE.UU. no ayudó a la recuperación económica (e.g., dependencia excesiva de las exportaciones, inversión directa extranjera y remesas), aunque aún una relación más estrecha con Europa tampoco habría ayudado durante 2010, ante el lento crecimiento que esta región experimentó.
·         Centroamérica no ha logrado diversificar sus exportaciones hacia Asia, que es la región más dinámica en la actualidad.
·         Las exportaciones y las importaciones han crecido, pero todavía no alcanzan los niveles pre-crisis de 2008.
·         Las reformas tributarias que algunos países han tenido no han sido suficientes.
·         La recaudación tributaria aumentó modestamente y hay dificultades para contener el gasto público.
·         En ese sentido, no solo 2010 habría sido el año de reformas tributarias, sino que las modificaciones continuarán durante 2011 en la mayoría de los países.
·         Reformas en Guatemala y Nicaragua serán difíciles de implementar ya que 2011 será un año electoral, el cual nunca es propicio para que se adopten ese tipo de medidas.
·         El FMI, por su lado, continuará insistiendo en que se racionalice el gasto público, en particular el gasto corriente.
·         Todo vislumbra que en 2011 se tendrán tasas de inflación más elevadas que las de 2010. Habrá países que se acercarán o hasta podrían rebasar la barrera del 10%.
·         La banca no está contribuyendo como canal efectivo de transmisión de la política monetaria que implementan los bancos centrales.
·         Los bancos siguen con políticas muy restrictivas para el otorgamiento de crédito, pues mientras los depósitos crecen, los préstamos se estancan o hasta se reducen; asimismo, dependen cada vez más de la colocación de títulos públicos.
·         Se continúa priorizando el préstamo al consumo, en desmedro del préstamo a las empresas.
·         La banca internacional que opera en la región responde a lineamientos de sus casas matrices y no está incidiendo de manera efectiva sobre la recuperación económica de los países.  El Salvador ha sido el país más afectado en ese sentido.
·         Las monedas han registrado comportamientos disímiles (e.g., apreciación en Costa Rica, relativa estabilidad en Guatemala, depreciación anunciada en Nicaragua).


Perspectivas económicas para Centroamérica y República Dominicana en 2011

Continuará un crecimiento asimétrico en la región, tanto entre países como entre los sectores de los respectivos países.
El sector agropecuario y la maquila estarán entre los sectores más dinámicos.
Serán necesarias más reformas fiscales para aumentar la tributación y racionalizar el gasto.

·         Se espera una tasa de crecimiento económico ligeramente superior a la de 2010.
·         El desempeño continuará siendo asimétrico entre los sectores, por lo que algunos puede que registren aumentos significativos, mientras que para otros el crecimiento sería bajo, o hasta podría ser negativo.
·         A nivel de los países se pronostican tres escaños: Panamá y Rep. Dominicana, con un elevado crecimiento; seguidos por Costa Rica y Nicaragua, y más abajo por Honduras, Guatemala y El Salvador.
·         Sí se esperaría que 2011 fuera el año en que muchos indicadores recuperaran los niveles que se reportaron en 2008.
·         Hay grandes riesgos con la tasa de inflación, producto de la tendencia al alza en el precio del petróleo y del aumento impresionante que han registrado los productos agropecuarios y minerales en el mercado internacional.
·         Prevemos que la mayoría de países tendrán tasas de inflación que fluctuarán entre 5% y 10%, pero no descartamos que alguno de ellos pudiera llegar a tener inflaciones de dos dígitos.
·         El sector agrícola tiene grandes probabilidades de seguir creciendo, impulsado por una tendencia hacia el aumento en los precios.
·         Durante 2011 otros productos podrían registrar el dinamismo que han experimentado el café y el azúcar.
·         Ese crecimiento obviamente estará condicionado a las condiciones climáticas y a que no se produzcan desastres naturales significativos durante 2011.
·         La maquila y sectores afines continuarán recuperándose, permitiendo así mayores exportaciones y una mayor generación de empleo.
·         No se vislumbra un crecimiento significativo del turismo.
·         Ingresarán más remesas hacia los países, producto de la gradual recuperación del crecimiento de la economía de EE.UU.
·         Se pronostican aumentos en los flujos de inversión extranjera, pero el comportamiento nuevamente será heterogéneo entre los países, y algunos países lograrán captar la mayoría de los flujos (e.g., Panamá, Rep. Dominicana y Costa Rica). 
·         La incertidumbre fiscal continuará durante 2011, ya que varios países requerirán de medidas tributarias adicionales para disminuir la brecha fiscal, y en vista de que las medidas que entraron en vigencia durante 2009 y 2010 han sido relativamente tibias.
·La región continuará requiriendo de los acuerdos con el FMI.
·         La política monetaria se verá sometida a grandes presiones, ya que las tendencias inflacionarias le darán poco margen de maniobra.
·         La banca mantendrá su conservadurismo, a menos que los gobiernos redujeran sustancialmente sus requerimientos de deuda interna, pero esto se vislumbra difícil ante la precaria situación fiscal.
·         Los niveles de deuda pública seguirán hacia el alza, pues las presiones por el lado del gasto público serán mayores que el aumento de la recaudación tributaria.
·         La creación de empleo será modesta, por lo que no se avizoran reducciones apreciables en los niveles de pobreza (también por las limitaciones fiscales para ampliar los programas sociales).











                      


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada