HNM

HNM

Aplicación Movil

Celeste Andino / Honduras, Nación y Mundo
Powered by Conduit Mobile

viernes, 4 de febrero de 2011

La Mediación del Poder Legislativo ha sido determinante para sentar a la mesa de negociaciones a campesinos empresarios y Gobierno

Debido a la oportuna intervención del Congreso Nacional por primera vez en muchos años se ha logrado que terratenientes, campesinos y Gobierno estén llegando a puntos coincidentes en relación a varios temas relacionados con conflictos agrarios de tenencia de la tierra, los que han generado zozobra, intranquilidad y hasta el derramamiento de sangre inocente de hondureños.
Luego de la declaratoria de inconstitucionalidad del Decreto 18-2008 por parte de la Corte Suprema de Justicia  (CSJ), en noviembre del año anterior, el cual había sido aprobado en la administración Zelaya, con el propósito de regular estos conflictos de tierras, se vislumbraba un oscuro panorama para este sensible sector de la sociedad, por lo que se llegó a hablar hasta de violentos desalojos de los campesinos, por parte de las autoridades.
modernizacion1-02-03-2011Sin embargo; gracias a la inmediata intervención del Legislativo, a través de una comisión que integró con todas las bancadas el presidente del Congreso, Juan Orlando Hernández, se ha logrado sentar a todas las partes afectadas, para que a través de la vía de la razón y el dialogo, se lleguen a acuerdos en donde al final quien debe salir beneficiada es la paz y armonía de los ciudadanos de este país.
El presidente de la Federación de Agricultores y Ganaderos de Honduras (FENAGH), Leopoldo Durán, se comprometió a no solicitar ningún tipo de desalojo, mucho menos de manera violenta, de ningún grupo campesino que gracias a la derogatoria del Decreto 18-2008, han quedado desprotegidos legalmente y por ende podrían ser desalojados en cualquier momento, no obstante en aras de mantener la paz social en el agro, ésto no sucederá mientras se encuentren en un proceso de negociación y entendimiento, que no ha podido lograrse en varias décadas.
Por su parte el ministro del Instituto Nacional Agrario (INA), César Ham, calificó de histórico el entendimiento al que están llegando las partes involucradas en estos conflictos que han hasta enlutado a la familia campesina, por lo que agradeció al Congreso Nacional por su oportuna intervención para evitar un derramamiento de sangre.
modernizacion3-02-03-2011Ham coincidió con la FENAGH y todas las confederaciones de campesinos, que existen dos temas fundamentales en los que deben ponerse de acuerdo y estos son; la mora agraria, la cual consiste en solucionar la tenencia de la tierra a familias campesinas que ocupan territorios de carácter privado y que en algunos casos han pasado hasta 40 años sin que se les legalice su situación.
En segunda instancia, volver productivas miles de hectáreas de tierra de tipo privado y de vocación agrícola y ganadera, que se encuentran inactivas, las que deberán ser entregadas a grupos campesinos única y exclusivamente para ser trabajadas, no para ser vendidas tal y como ha sucedido en el pasado, con el entendido que deben ser pagadas a sus propietarios a través de un mecanismo que es el que precisamente están consensuando.
El funcionario del INA explicó que ya se ha resuelto aproximadamente poco menos del 50 por ciento de la Mora Agraria, lo que equivale a la entrega de títulos de propiedad-a un costo de 160 millones de lempiras, pagaderos en bonos a cinco años- de unas 30 mil manzanas, a unos 240 grupos de campesinos, en donde se agrupan unas 10 mil familias, restando solucionarles el problema a unos 30 mil grupos familiares más, incorporados en unas 300 asociaciones del campo.
Entre tanto uno de los miembros de la comisión de parlamentarios, el diputado pinuista, German Leitzelar, ante el temor de algunos ciudadanos en el sentido que los que ordenan desalojos no son la FENAGH, sino los jueces del Poder Judicial, aclaró que en estos casos los togados no actúan de oficio, sino a petición de parte, por lo que se debe alejar este tipo de preocupaciones, puesto que los empresarios se han comprometido a no ejecutar estas acciones.
Todos los representantes de las las confederaciones de campesinos también se comprometieron a no apoyar más invasiones de tierras, porque lo que pretenden es combatir el hambre y la desigualdad que han vivido a través de la historia y por eso apuestan a que este dialogo fructifique a la brevedad para beneficio del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada