HNM

HNM

Aplicación Movil

Celeste Andino / Honduras, Nación y Mundo
Powered by Conduit Mobile

sábado, 5 de marzo de 2011

Hernández pidió al mundo reconocer que no hubo golpe en Honduras


El ahora presidente del Congreso defendió con vehemencia la actuación de militares, Poder Judicial y Fiscalía, y pidió hasta aplausos para ellos


TEGUCIGALPA,  
HONDURAS
Los enredos del presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, en torno a qué pasó el 28 de junio de 2009 en Honduras han desatado toda una polémica y tienen a muchos sorprendidos.
Y es que aquel joven político que en 2009 defendía con vehemencia las actuaciones de los militares y de la justicia hondureña, al poner punto y final a los abusos de un presidente, ahora cambia de posición y afirma que hubo un golpe de Estado.
Ha sido tal el cambio de posición que Hernández ahora habla de investigar al Poder Judicial por decisiones que se tomaron respecto a jueces que participaron en marchas a favor de Manuel Zelaya, aunque la ley les prohíbe expresamente participar en política.
En ese sentido, Hernández no menciona si la justicia que pregona debe entonces aplicarse contra los diputados que avalaron lo que él ahora considera un golpe de estado. La pregunta puntual a Hernández fue: ¿Qué pasó a su juicio el 28 de junio, un golpe de Estado o una sucesión presidencial? Hernández respondió: "Las dos cosas".
28 de junio 2009 "Que lo sepa el mundo: aquí no ha habido un golpe"
o que en su momento se vendió como una sucesión constitucional, hoy en palabras de presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, fue un golpe de Estado.
Varios sectores políticos y de la sociedad han cuestionado el doble discurso del presidente del Congreso, pues claramente en su intervención del 28 de junio de 2009, en la sesión del Congreso Nacional, declaró que lo actuado por el Legislativo estaba bajo el marco de la Constitución de la República. Contundentemente afirmó: "aquí no ha habido un golpe de Estado".
En ese encendido discurso del 28 de junio de 2009, el hoy presidente del Congreso Nacional manifestó su apoyo incondicional a la medida que estaban tomando la mayoría de diputados, entre ellos 55 nacionalistas, de suceder en el cargo al presidente Manuel Zelaya Rosales y en su lugar nombrar a Roberto Micheletti, por el resto del período presidencial.
"Aquí no ha habido un golpe de Estado", dijo el aquel entonces diputado del partido Nacional y hoy presidente del Congreso Nacional. "Que lo sepa el mundo... aquí no ha habido un golpe de Estado, aquí lo que ha existido es el funcionamiento del estado de derecho, una sucesión constitucional".
La tarde del 28 de junio, el entonces diputado Juan Orlando Hernández expresó: "nuestro apoyo a este paso que se está dando, como bien lo dijo el abogado Antonio Rivera Callejas, es condicionado a que a quien le corresponda seguir en la presidencia de la República convoque de inmediato a todos los sectores nacionales e internacionales para traerle paz, tranquilidad, sosiego a la nación, que reflexionemos porque el problema no termina hoy... debemos reconstruir el país para que el mundo también sepa que aquí no ha existido un golpe de Estado, aquí lo que ha existido es el funcionamiento del estado de derecho".
En aquella sesión, Hernández pidió un aplauso para aquellos hondureños que han salido en defensa del estado de derecho y se refirió expresamente al comisionado de los Derechos Humanos, Ramón Custodio.
1 de marzo de 2011 "Hubo las dos cosas, hubo un quebrantamiento..."
El presidente del Congreso, Juan Hernández, en el "foro de canal 10" declaró el pasado 1 de marzo que el 28 de junio de 2009 se habían producido dos hechos: un golpe de Estado y una sucesión. El entonces gobernante fue capturado por militares y enviado a Costa Rica.
Hernández ha afirmado que los nacionalistas, incluido él, pidieron la presentación de la renuncia de Manuel Zelaya.
Sin embargo, la única carta de renuncia presentada se desestimó el mismo 28 de junio. Días después, todos los diputados nacionalistas, en una histórica decisión, ratificaron la destitución de Zelaya por unanimidad. En esa oportunidad tampoco existía carta de renuncia.
Sorpresivamente, en las declaraciones a canal 10, Hernández da un viro intempestivo en su posición.
A continuación, EL HERALDO vuelve a reproducir las preguntas textuales y las respuestas de Hernández expresadas el pasado 1 de marzo.
El presidente del Congreso, Juan Hernández, en el "foro de canal 10" declaró el pasado 1 de marzo que el 28 de junio de 2009 se habían producido dos hechos: un golpe de Estado y una sucesión. El entonces gobernante fue capturado por militares y enviado a Costa Rica.
Hernández ha afirmado que los nacionalistas, incluido él, pidieron la presentación de la renuncia de Manuel Zelaya.
Sin embargo, la única carta de renuncia presentada se desestimó el mismo 28 de junio. Días después, todos los diputados nacionalistas, en una histórica decisión, ratificaron la destitución de Zelaya por unanimidad. En esa oportunidad tampoco existía carta de renuncia.
Sorpresivamente, en las declaraciones a canal 10, Hernández da un viro intempestivo en su posición.
A continuación, EL HERALDO vuelve a reproducir las preguntas textuales y las respuestas de Hernández expresadas el pasado 1 de marzo.
Periodista: ¿Qué pasó a su juicio el 28 de junio, un golpe de Estado o una sucesión presidencial? Las dos cosas. Hubo un quebrantamiento del orden normal de cosas en Honduras, desde la Constitución hacia abajo. ¿Qué fue ese quebrantamiento? Los excesos que venía cometiendo el presidente Zelaya.
¿Sucesión por qué? Porque en la Constitución se establece cuál es el orden y quién le sigue. Nosotros le dijimos al presidente del Congreso en ese entonces, Roberto Micheletti, que la única manera en que nosotros vamos a apoyar es dándonos cuenta, que como no está el presidente Zelaya, ustedes muestren una renuncia y, no está, entonces se tiene que poner a alguien que dirija el destino del país, pero ustedes tienen que comprometerse con nosotros a convocar a un gran diálogo incluyendo a un representante de Zelaya, a gente de la OEA, de Naciones Unidas.
Me dijo a mí en privado que sí lo iba a hacer y después se lo pregunté públicamente. Lo intentó hacer a través de dos, tres personas y no le funcionó y después tuvo que venir lo de san José.
Tomado de El Heraldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada