HNM

HNM

Aplicación Movil

Celeste Andino / Honduras, Nación y Mundo
Powered by Conduit Mobile

martes, 10 de mayo de 2011

Gobierno desvirtúa que muerte por intoxicación




La señora de Lobo señaló que “ha quedado muy claro que el Gobierno no tiene responsabilidad sobre lo acontecido, por lo que se deja  evidenciado que el único interés genuino es serviles a los niños y niñas de las escuelas públicas con la asignación de sus alimentos”.
 
La Primera Dama, Rosa Elena de Lobo, desvirtuó categóricamente, este martes, en conferencia de prensa en Casa Presidencial, que la muerte por intoxicación de dos alumnos  de la escuela Simón Bolívar y del Jardín de Niños Mundo Infantil, de la comunidad de El Jicaral, del municipio de Pespire, Choluteca, hayan sido por el consumo de la Merienda Escolar.
 
En ese contexto, el ministro de Salud, Arturo Bendaña, informó que para efecto de esclarecer cualquier duda sobre el fallecimiento de Odis Faustino Zambrano Meza (4) y su primita Abby Gisselle Fortín Zúniga (5),  han pedido la colaboración de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), para realizar los estudios complementarios que definan las causas de muerte.
 
Bendaña explicó  que el propósito de contar con la participación de toxicólogos, es para despejar cualquier duda de los padres de familia que envían a sus hijos a las aulas, ya que en esos centros se consume la Merienda Escolar.
 
Asimismo, amplió  que además se investigará el padecimiento de cuatro alumnos más que se encuentran con problemas similares, debido a la ingesta alimenticia.
 
En ese sentido, los estudios preliminares arrogados “excluyen la posibilidad que haya sido una intoxicación masiva  de productos consumidos en las escuelas y colegios de esa zona”, acotó.
 
Por otra parte, la  representante de la OPS, Gina Watson, manifestó que esa institución recogió y atendió la invitación de la Secretaría de Salud Pública, para colaborar con ese ministerio,  en las investigaciones de las muertes de los infantes de la aldea El Jicaral.
 
Watson notificó  que desde el pasado sábado, médicos de esa organización y un asesor técnico en el área, más personal del Ministerio de Salud, se desplazaron a esa localidad a tomar las muestras respectivas, a fin de reconstruir lo acontecido dentro de la comunidad.
 
Igualmente, expresó  que se realizó una visita de campo a los lugares y se entrevistaron a las personas involucradas y no participantes de los acontecimientos sucedidos en esa jurisdicción.
 
“No tenemos al momento, ningún elemento que pueda vincular el deceso de los dos niños, un varón de cuatro años y una niña de cinco años, ya que  la información recolectada y reconstruida indica que ellos comieron juntos con 45 niños, la Merienda Escolar”.
 
La funcionaria de OPS, ahondó que el pequeño fallecido comenzó a tener la sintomatología  a la 1:00 de la mañana del jueves 06 de Mayo, aproximadamente 15 horas después de haber consumido los alimentos en el centro escolar y posteriormente  la niña sufrió el deceso, 16 horas más tarde, por lo que se está a la espera de analizar el contenido de una bebida ingerida por los dos niños en horas de la noche.
 
Añadió que seis niños fueron llevados a un hospital, tres que no mostraron la sintomatología y el cuarto presente daños leves y se dio el alta de inmediato. Los dos niños fallecidos comenzaron con cuadros agudos de convulsiones, vómitos y llegaron en estado de coma al centro asistencial de Choluteca y dónde fueron entubados para mantener sus condiciones respiratorias.
 
Luego, fueron traslados al hospital Materno Infantil de Tegucigalpa, con signos de muerte cerebral.
 
También, agregó  que el recorrido de los escolares de la casa a las aulas de clase no se encontraron factores  ambientales que pudieran contribuir a la causa de muerte.
 
Del mismo modo, informó  que se está analizando en el extranjero las muestras de sangre, de alimentos y de otra naturaleza, a la espera que la próxima semana se recojan los resultados de la primera fase de los estudios.
 
Reiteró que “clínicamente no hay evidencias que pueda establecer un elemento o una relación causal con el consumo de la merienda escolar”.
 
Watson anunció que en junio próximo se realizará un estudio de seguimiento en la población de esa localidad, tomando muestras para tranquilizar a la comunidad y determinar el agente causal de las defunciones.
 
De su lado, el representante en Honduras del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Miguel Barreto, afirmó que los lotes de alimentos distribuidos en esa escuela han sido consumidos en los últimos 20 días, por lo que no hay ninguna relación con la Merienda Escolar.
 
Indicó que los alimentos almacenados en ese centro, no tienen ningún tipo de componente químico, porque son tratados con anticipación, para ser aptos del consumo humano.
 
Adicionalmente, aseveró que se realizaron exámenes a los productos alimenticios guardados en las bodegas de la escuela Simón Bolívar y se han recogido resultados por la superintendencia internacional que indican que el alimento reúne todas las condiciones para ser consumido.
 
Finalmente, la Primera Dama señaló  “ha quedado muy claro que el Gobierno no ha incurrido en ninguna responsabilidad sobre lo acontecido, por lo que se deja  evidenciado que el único interés genuino es serviles a los niños y niñas de las escuelas públicas con la asignación de la Merienda Escolar”.
 
Además a la comparecencia participaron el ministro de Educación Alejandro Ventura;  la titular de Desarrollo Social, Hilda Hernández y el director del programa Escuelas Saludables, Alex Santos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada