HNM

HNM

Aplicación Movil

Celeste Andino / Honduras, Nación y Mundo
Powered by Conduit Mobile

jueves, 18 de agosto de 2011

Astilla de la Cruz de Cristo en Honduras

En el significativo evento el Presidente Lobo Sosa expresó que  “la vida de Cristo debe ser ejemplo para predicar la justicia y solidaridad”.
 
El Presidente Porfirio Lobo Sosa, recibió este martes, del representante del Museo de Historia de Bulgaria, Stav Tachev,  una astilla de la Cruz de Cristo, en un acto solemne realizado en el Palacio Arzobispal de Tegucigalpa.
 
La reliquia es un donativo de esa nación, en agradecimiento a la apertura dada a migrantes búlgaros que en los años 20 del siglo pasado arribaron a Honduras, para luego disgregarse a otros destinos.
 
El acto contó con la presencia del obispo auxiliar de la arquidiócesis de Tegucigalpa, monseñor, Juan José Pineda, el canciller eclesiástico,  Carlo Magno Núñez y la promotora en Honduras de la cultura, el arte y el comercio de esa nación, Socorro Flores.
 
En sus palabras, el Mandatario Lobo Sosa dijo que éste es un día extraordinario para el país, al estar en el palacio arzobispal, con un grupo de ciudadanos que proclaman su credo en Cristo, el hijo de Dios, que bajo del cielo, se hizo hombre y que por los pecados de la humanidad fue crucificado.
 
“Venimos como simples hondureños, inclinados reverentes ante una reliquia, símbolo del amor, la ofrenda de la vida de Cristo en la cruz, significa para los cristianos la mayor demostración de entrega que un ser puede hacer por los demás, por predicar la justicia y la comprensión entre los seres humanos”, expresó.
 
Exhortó a que “la vida dé cada hondureño, debe caracterizarse por la comunión entre todos, esto no quiere decir que no hayan diferencias, sin embargo se debe mantener la unidad y tener el claro entendiendo que la sociedad se enriquece por su diversidad de criterios”.
 
“Gracias por invitarme a este momento de reflexión y confrontar nuestros pensamientos y sentimientos, con el compromiso cristiano a favor de los que sufren y en función de ellos nos sentimos compelidos a construir un mundo de esperanza”, manifestó.
 
Por su parte, Socorro Flores, señaló como un honor ser parte de un acto tan trascendente, donde Honduras se bendice al recibir un fragmento sagrado de la cruz de Jesucristo.
 
De su lado, el portador de la reliquia, Stav Tachev, explicó que en el marco del aniversario de creación de la Iglesia Ortodoxa Búlgara, el Museo Nacional de Historia de esa nación, mediante el gobierno, obsequia a la feligresía católica de Honduras este fragmento tan preciado.
 
Agregó que la reliquia fue extraída en Jerusalén en el año 326 después de Cristo, tras la búsqueda de la emperatriz Elena de Constantinopla, madre de Constantino el Grande.
 
“El fragmento que entrego hoy ha estado en tierras búlgaras desde hace más de un siglo y otros se almacenan en el museo de historia”, informó.
 
Afirmó que este gesto búlgaro se debe a que desde los años 20 a los 30 del siglo pasado, Honduras es hogar de un grupo de compatriotas y es el único país del mundo con un río que lleva el nombre de Bulgaria, cerca de la ciudad de La Ceiba.
 
Al concluir el evento, Monseñor Pineda le traspasó la reliquia al canciller eclesiástico, Carlo Magno Núñez, para su posterior disposición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada