HNM

HNM

Aplicación Movil

Celeste Andino / Honduras, Nación y Mundo
Powered by Conduit Mobile

viernes, 31 de enero de 2014

Embajadora Kubiske condena la trata de personas


La Trata de Personas es un problema social que provoca bastante sufrimiento humano. Esa es la parte que reconocen aquellos que saben del tema de trata de personas pero también es un problema de seguridad. Entonces, déjenme comenzar explicando qué es  trata de Personas -  bajo las leyes de Honduras como las internacionales – es la tenencia de una persona obligada a servir -  en otras palabras, literalmente es esclavitud.  Muchas veces se hace referencia como ‘Esclavitud del Siglo XXI’. La trata incluye por ejemplo,  menores de edad en áreas rurales cuyas familias los han “arrendado” y forzados a mendigar en las áreas urbanas.  Incluye a miembros de la comunidad transgénero quienes son forzados por otros a prostituirse.  También incluye a hombres jóvenes quienes son utilizados por las maras para vender drogas o cometer asesinatos.  Lo que tienen en común es que son forzados y no pueden escapar.

También incluye a las mujeres que están atrapadas en la servidumbre doméstica, detrás de las puertas cerradas de las casas de personas adineradas tanto en Honduras como en otros países.  Tienen que entender que el problema de la trata de personas es internacional. Mucha trata de personas sucede dentro de un país, entre países, y en todos los países. No tienen que pensar que Honduras es mucho peor que los demás porque este problema  existe en todas partes.  Una persona  esclaviza a otra por medio de la coerción forzándola a la explotación  - ya sea o no que la traslade a otra ubicación u otro país.

No desestimemos el papel que juegan las redes criminales en esta situación.  La trata de personas es una de las industrias criminales más grandes en el mundo. El valor total del mercado de la trata de personas se estima que anda en más de 32 mil millones de dólares.

La trata de personas destroza vidas, destruye esperanzas y corrompe la sociedad en todos sus niveles.  Socava el Estado de Derecho, al dejar fuera del alcance de la protección de la ley a aquellos que son más vulnerables.  Destruye las comunidades al dar empoderamiento a las organizaciones criminales que reclutan y esclavizan a los indefensos. Corrompe los mercados laborales y las cadenas de suministros al reducir artificialmente los precios manteniendo a los más pobres sumidos en la pobreza.  La Trata de Personas impide a millones de hombres, mujeres, niños y niñas alrededor del mundo de perseguir sus sueños como seres humanos.

En los Estados Unidos, el Presidente Obama declaró el mes de Enero como el “Mes Nacional de la Prevención de la Esclavitud y la Trata de Personas”.
Al hacerlo, él llamó a todos nosotros – empresarios, líderes religiosos, profesores y oficiales del gobierno – a unirnos a la campaña para ponerle fin a la esclavitud moderna. Estamos todos de acuerdo que el esclavizar a una persona no es correcto.  El permitir que una persona sea esclavizada tampoco es correcto.  Y, finalizar con la esclavitud moderna es nuestra responsabilidad compartida de todos nosotros.

A los empresarios estadounidenses y hondureños – les pido se unan a las otras miles de empresas que han acordado examinar sus prácticas laborales y cadenas de suministros para asegurar que sus productos no están siendo producidos a través del trabajo forzoso. Trabajen para crear oportunidades de trabajo legítimas que permitan a sus empleados el poder cuidar de sus familias.

A los líderes religiosos – les pido unirse a los esfuerzos de las organizaciones no gubernamentales que trabajan en toda Honduras para identificar y ayudar a las víctimas de trata, y proveerles todo el cuidado y la atención que las víctimas necesitan para poder sobrevivir y prosperar. Elogio la labor realizada por Casa Alianza y los otros socios de Global Communities, quienes ayudan a las y los sobrevivientes de la trata, a recuperar sus vidas y su esperanza.


A los profesores y demás personas que trabajan con jóvenes vulnerables – por favor ayúdennos en la identificación de víctimas potenciales, y a advertir a los menores y sus familias sobre los peligros de la trata de personas.  Demasiados jóvenes son atraídos por falsas promesas de mejores oportunidades tanto dentro de Honduras como fuera, y son atrapados por organizaciones criminales que alimentan la demanda con mano de obra barata, drogas y la explotación sexual comercial de menores.

A los estudiantes que están aquí presentes: no se dejen engañar, ni permitan que sus amigos sean engañados por falsas promesas de dinero fácil. Esa vida no es nada fácil.

En el año 2012, Honduras realizó un gran avance en el combate contra la trata de personas al aprobar laLey Integral Contra la Trata de Personas.  Pero el año pasado Honduras fue colocada en una Lista de Vigilancia Nivel Dos, dentro del Reporte Anual Contra la Trata de Personas elaborado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América.  El nivel alcanzado dentro de la Lista de Vigilancia, significa que un país ha fallado en proveer evidencia sobre el incremento en sus esfuerzos en la lucha contra la trata de personas.  Un país que permanece en la Lista de Vigilancia Nivel Dos, por dos años está sujeto a restricciones en la asistencia bilateral que proveen los Estados Unidos, así como la asistencia multilateral por parte del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Los Estados Unidos esperan que Honduras intensifique sus esfuerzos este año, ya nosotros estamos haciendo todo lo que podemos hacer para ayudarlos.  Una de las prioridades de los Estados Unidos en Honduras es el apoyo a los esfuerzos de Honduras para terminar con la trata de personas.  Por ejemplo, estamos brindando apoyo a las organizaciones como las representadas aquí, que trabajan en la identificación y cuidado de las víctimas. Expertos de la Embajada, están trabajando con y proveyendo cooperación a las unidades de confianza de la Policía de Honduras, que se dedican a la investigación e intervención de las organizaciones dedicadas a la trata.  Este es trabajo que estamos haciendo y tenemos una cooperación positiva con la policía, pero todos reconocemos que queda mucho más por hacer dentro de las siguientes áreas:

·       En Prevención: La identificación de las víctimas es el primer paso en la erradicación de la esclavitud moderna. Pero mundialmente, no estamos haciendo lo suficiente para identificar a las víctimas potenciales de la trata. El año pasado, de un estimado de 27  millones de personas que viven en esclavitud alrededor del mundo, solamente se identificaron 47 mil víctimas. Aquí en Honduras, es importante desarrollar e implementar procedimientos formales para la identificación de las víctimas potenciales entre grupos vulnerables.

·       Procesamiento y Enjuiciamiento: Es esencial el incremento en los esfuerzos para procesar y enjuiciar todas las formas de trata, incluidos los crímenes por trabajo forzoso y la prostitución forzada de menores y adultos.

Esperamos poder incrementar nuestra colaboración con las unidades de confianza de la Policía de Honduras y con los fiscales para poder desarrollar casos fuertes contra los tratantes, particularmente contra aquellos que están vinculados al crimen organizado. Esto se puede  hacer, veo en el país mucho interés en investigar y enjuiciar a miembros del crimen organizado, y una porción de su trabajo tiene que ver con la trata, así que debe haber una manera de hacer esto. Y no solamente las personas al final de toda la cadena sino que los grandes que organizan las bandas.  

·       En Protección: El Gobierno tiene una responsabilidad de garantizar que los servicios especializados y centros de refugio estén disponibles para todas las víctimas de la trata a través de un financiamiento específico.

Sinceramente agradezco a todas las organizaciones representadas hoy aquí por su liderazgo en el cuidado de las víctimas.

En nuestro apoyo a los esfuerzos realizados por Honduras en la lucha contra la trata de personas, funcionarios de la Embajada han tenido la oportunidad de reunirse con personas sobrevivientes de la trata.  En una reciente reunión, un grupo de jóvenes mujeres nos contaron sus sueños para el futuro – sus sueños de convertirse en doctoras, abogadas, enfermeras y oficiales de policía.  Estas jóvenes mujeres están demostrando cada día su fortaleza, capacidad de recuperación y también mostrándonos su coraje.  Ellas también están inspirando esperanza – esperanza que el ciclo de la esclavitud se termine con cada uno de nosotros. Y esperamos que—en países de todo el mundo—podamos ayudarnos unos a otros a superar esta injusticia y la opresión más fundamental.

Tienen que entender estas víctimas como personas, como usted y yo, porque muchas veces es común o quizás es la naturaleza humana pensar que las personas más vulnerable no cuentan, pero si cuentan. Si nosotros los ayudamos entonces ellos tienen otra oportunidad para la vida, otra oportunidad para ser una persona igual que todos  ustedes sentados aquí.

Al declarar este mes como el Mes Nacional de la Prevención de la Esclavitud  y la Trata de Personas, el Presidente Obama resume claramente la responsabilidad mundial de parar la plaga de la trata de personas.  Él dijo “La Trata  debe ser algo que concierne a cada persona, puesto que es la degradación de nuestra común humanidad.  Debe concernirle a cada comunidad, porque destroza nuestra fábrica social.  Debe concernirle a las empresas, porque distorsiona los mercados. Debe concernir a cada nación, porque pone en riesgo la salud pública y promueve la violencia y el crimen organizado.”

En otras palabras, la lucha contra la trata de personas es lo correcto y responsable de hacer, porque está en el interés de todas las naciones y todos los pueblos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada