HNM

HNM

Aplicación Movil

Celeste Andino / Honduras, Nación y Mundo
Powered by Conduit Mobile

jueves, 9 de abril de 2015

Mayor acceso a servicios de salud y educación para 1.5 millones de personas en pobreza extrema



Crédito de US$25 millones busca reducir la deserción escolar secundaria y combatir la pobreza en zonas indígenas y afectadas por la sequía, como el Corredor Seco

WASHINGTON.- El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó hoy un crédito de US$25 millones como financiamiento adicional para el proyecto de Protección Social, que apoya el Programa de Transferencias Condicionadas Bono Vida Mejor de Honduras. El financiamiento busca garantizar el acceso a servicios de salud preventiva y educación de 1.5 millones de hondureños, alrededor de 300 mil familias, que viven en extrema pobreza.

El financiamiento adicional tiene como objetivos garantizar las transferencias condicionadas hasta finales de 2017, fortalecer el programa de protección social y ampliar su cobertura a 100 mil nuevos beneficiarios (20 mil familias) en otras zonas del país, como los departamentos con comunidades indígenas o las áreas afectadas por sequía en el Corredor Seco. Asimismo, financiará la ampliación del programa a niños en los grados 7º a 9º de educación secundaria, con lo cual se busca reducir la deserción escolar entre la educación primaria y secundaria.

“El financiamiento adicional para el proyecto de Protección Social permitirá seguir atendiendo a la población con más necesidades en el marco de la Estrategia Vida Mejor, a la vez que busca romper con el ciclo intergeneracional de la pobreza a través de una mejor salud y educación de las personas en situación de pobreza”, señaló Zoila Patricia Cruz, Sub Secretaria de Estado de Integración Social de Honduras.

El programa oficial Bono Vida Mejor (anteriormente Bono 10,000), lanzado en 2010, recibe apoyo financiero del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Centroamericano de Integración Económica. Rápidamente se convirtió en el principal programa de asistencia social del país, cubriendo a miles de hogares pobres en áreas rurales y urbanas.

Los beneficiarios del Bono Vida Mejor reciben hasta 10,000 lempiras anuales (US$500) a cambio de garantizar la asistencia escolar de sus hijos y cumplir con revisiones de salud para mujeres embarazadas y niños menores de cinco años. El Banco Mundial ha apoyado el proyecto desde sus inicios, con un crédito de US$40 millones aprobado en 2010 y otro de US$12 millones aprobado en 2013.

“Con este crédito el Banco Mundial busca ayudar a Honduras a proteger a las familias más desfavorecidas con recursos para cubrir consumos básicos y a la vez invertir en el futuro de sus hijos, a través de asegurar la asistencia a los servicios de salud y las escuelas. Con ello reiteramos nuestro compromiso con Honduras en su lucha contra la pobreza”, dijo Giorgio Valentini, representante del Banco Mundial en Honduras.

El financiamiento adicional continuará fortaleciendo la capacidad institucional de las organizaciones encargadas de la implementación del programa, incluyendo los mecanismos de transparencia y de focalización de los beneficiarios, así como el monitoreo del programa y el pago de transferencias. Además, financiará el desarrollo, pilotaje y evaluación de sistemas alternativos de pago que garanticen la inclusión financiera.

El crédito de US$25 millones contempla US$20 millones para financiar transferencias monetarias a los beneficiarios del Bono Vida Mejor y US$5 millones para fortalecimiento institucional. El crédito es proporcionado por la Agencia Internacional de Fomento (AIF) a un plazo de 25 años, incluido un período de gracia de 5 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada