HNM

HNM

Aplicación Movil

Celeste Andino / Honduras, Nación y Mundo
Powered by Conduit Mobile

miércoles, 20 de agosto de 2014

Hay que proteger a quienes trabajan para proteger a los niños y las familias, dice el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake


Declaración sobre el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

NUEVA YORK, 19 de agosto de 2014 – “La naturaleza de la labor humanitaria es a menudo peligrosa. Los trabajadores humanitarios soportan duras condiciones y riesgos para salvar vidas, reconstruir comunidades y estar presentes en los conflictos, catástrofes y crisis. 

“La frecuencia y complejidad de estas situaciones de emergencia han aumentado, así como el riesgo para los trabajadores humanitarios, y como consecuencia de ello también ha aumentado el número de muertos entre estos trabajadores.

“Si se tiene en cuenta solamente el último mes:

“En Sudán del Sur, varios trabajadores humanitarios fueron asesinados por los combatientes armados mientras apoyaban la misión de llegar a los niños desnutridos antes de que fuera demasiado tarde.

“En Gaza, diversos trabajadores de socorro perdieron la vida en los bombardeos mientras proporcionaban atención esencial a los enfermos, los heridos y los moribundos, y consuelo a las familias de los muertos.

“En Sierra Leona, en Liberia, en Guinea, trabajadores de la salud que trataban desesperadamente de salvar vidas en la epidemia del ébola han sucumbido ellos mismos a este virus mortal. A otros les han amenazado con agresiones físicas por tratar de detener la propagación de la enfermedad.

“Esto ha sido solamente en las últimas semanas; durante los 12 meses anteriores se han perdido muchas otras más vidas. En 2013 se registró el mayor número de víctimas entre los trabajadores humanitarios. A principios de este año, un ataque a un restaurante en el Afganistán mató a cuatro trabajadores de socorro, entre ellos dos colegas de UNICEF encargados de la nutrición y la salud.

“La pérdida de estos héroes es una pérdida para toda la comunidad humanitaria y para todo el mundo. En el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria lloramos su muerte y conmemoramos su sacrificio. También rendimos homenaje a la dedicación de todos estos hombres y mujeres valientes que siguen haciendo su trabajo todos los días a pesar de los riesgos, al servicio de nuestra causa común: un mundo más justo, más pacífico y más seguro.

“Pero tenemos que hacer algo más que rendir homenaje a nuestros colegas y amigos. Debemos exigir la protección, siempre que sea posible, de quienes protegen las vidas de los demás, y sobre todo de aquellos que más necesitan de esa protección: los niños. Porque el aumento de las crisis humanitarias no debe suponer una disminución de nuestro sentido común de humanidad.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada