HNM

HNM

Aplicación Movil

Celeste Andino / Honduras, Nación y Mundo
Powered by Conduit Mobile

martes, 16 de julio de 2013

“El país no está para los extremos de izquierda ni de derecha" JOH

La casilla número  ocho es la que le garantiza a Honduras paz, estabilidad y transformación”, dijo Juan Orlando Hernández, después del sorteo realizado por el Tribunal Supremo Electoral para definir las posiciones en la papeleta electoral.

“El número de la casilla no es lo más importante –agregó el candidato del Partido Nacional-. Lo que cuentan son el candidato y su propuesta y. Otros ya estuvieron en el poder, ya fueron gobierno y nos heredaron un país en endeudado, dividido y con odio, aislado del mundo y con niveles de inseguridad nunca antes vistos”.

Para Hernández, el pueblo hondureño deberá escoger en noviembre entre la casilla 8 de su candidatura y la número cinco de Libertad y Refundación, que él calificó como “Volver a un pasado de anarquía, desorden y de inestabilidad”.

Hernández señaló que en el gobierno de Mel Zelaya se olvidaron por completo de la seguridad del país, mientras que en su gestión como presidente del Congreso Nacional se aprobaron al menos veinte leyes para devolverles la paz a los hondureños.

“Hay muchas diferencias entre el Partido Nacional y Libre, y la seguridad es una de ella. Mientras nosotros sostenemos que los militares deben seguir en la calle realizando patrullajes, doña Xiomara sostiene que deben regresar a los cuarteles”, expuso.

Según el candidato nacionalista, Zelaya demostró su incapacidad para gobernar al dejar en la quiebra a Hondutel y la Enee, lo que significa un riesgo a la estabilidad laboral de miles de empleados a los que ni siquiera se les pueden pagar el décimo cuarto mes de salario.

 

“El país no está para los extremos de izquierda ni de derecha. Lo que necesita es una visión de centro con un mensaje de unidad de la familia hondureña –dijo-. Pero hay algunos que tienen un mensaje radical, que salen a las calles a manchar paredes y a quebrar vidrios”.

Es a nosotros los nacionalistas a los que nos toca reparar el daño que siempre dejan los del rojo-blanco-rojo y los de rojo-negro. Pero el pueblo hondureño recurre a nosotros porque sabemos que no arrugamos la cara para enfrentar los problemas –señaló.

Cuando le consultaron cómo califica la campaña de Libre para deslegitimizar las elecciones de noviembre, Hernández dijo que “Es normal que ellos asuman esa postura porque en su ADN llevan la destrucción, la confrontación y la anarquía”.

Y siguió diciendo: “Pero lo importante es que el pueblo hondureña ya sabe que en la casilla 8 tiene la opción para elegir un gobierno que incrementará el Bono 10 Mil y que llevará programas sociales a las 800 mil familias más pobres”.

“Como presidente del Congreso Nacional tomé varias decisiones a pesar de las amenazas y del costo político. Me atacaron por aprobar las reformas a las Tarjetas de crédito, por Ley Fundamental de Educación, por el Empleo por Hora y por el paquete de seguridad, pero no vacilé porque estaba primero el interés del pueblo”, finalizó diciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada