HNM

HNM

Aplicación Movil

Celeste Andino / Honduras, Nación y Mundo
Powered by Conduit Mobile

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Sostenibilidad fiscal, protección social y competitividad rural: ejes del apoyo del GBM al país en 2015

Laguna de San Julian, Danli, Honduras




Con la aprobación la semana pasada de un crédito de US$50 millones para fortalecer la sostenibilidad fiscal y la competitividad de Honduras, el Grupo Banco Mundial (GBM) apuntaló su compromiso con el país para 2015, un año en el cual se han apoyado aspectos claves como la sostenibilidad fiscal, la protección social, la competitividad rural, las energías renovables y los agronegocios.
 
El apoyo actual del Grupo Banco Mundial asciende a US$1,506 millones, de los cuales US$404 millones proceden de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), US$34 millones de donaciones para diversas iniciativas y US$607 de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés, dedicada al sector privado), incluyendo fondos propios y movilizados de otros prestadores e inversionistas. La cartera del GBM también incluye US$461 millones del Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA).
 
A través de los fondos de la AIF, el GBM apoyó en 2015 la sostenibilidad fiscal del país con apoyos como el brindado a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) para fortalecer su sostenibilidad financiera y gestión. Asimismo, contribuyó a garantizar el acceso del 75 por ciento de personas en pobreza extrema a programas de protección social y facilitar que 169,500 familias recibieran el Bono Vida Mejor a cambio de garantizar la salud y la educación de sus hijos.
 
Igualmente, se apoyó a 6,603 productores rurales asociados en organizaciones, que lograron incrementar sus ventas brutas en un 61 por ciento. También se contribuyó a mejorar el acceso a agua y saneamiento en las nueve principales ciudades del país y se capacitó a 865 personas en prácticas de higiene y salud. Los fondos de la AIF también se destinaron a apoyar al Instituto de la Propiedad (IP) para fortalecer los registros y permitir que 1,863 familias obtuvieran nuevos títulos.
 
Además, se pavimentaron 127 kilómetros de tres carreteras principales incluidas en el tramo San Lorenzo-Olanchito-El Porvenir-Marale y se conformaron más de 50 microempresas para darle mantenimiento a la red vial del país. También se ayudó a Honduras a ingresar en la Iniciativa de Transparencia en el Sector de la Construcción e Infraestructura (CoST) y se apoyó la auditoría de nóminas en seis instituciones del Gobierno. Esto permitió al Estado de Honduras tener por primera vez el registro completo de funcionarios públicos y reducir el gasto público a través de la eliminación de puestos redundantes.
 
En las ciudades de Choloma, La Ceiba y El Progreso el proyecto Municipios Más Seguros facilitó la participación de 1,308 personas en diferentes programas de prevención de violencia y la rehabilitación o construcción de 21 espacios públicos. Asimismo, se financió el establecimiento de 37 Comités de Emergencia Local y Municipal para mejorar la gestión de riesgo de desastres en el país.
 
A través de todos estos proyectos el Banco Mundial reitera su compromiso con las familias más vulnerables del país y con el Gobierno de Honduras, al cual seguirá apoyando a través de los pilares de la nueva estrategia de asocio 2016-2020, aprobada recientemente”, señaló Giorgio Valentini, representante del Banco Mundial en Honduras.
 
Por su lado IFC invirtió en 2015 un total de US$181 millones en el sector privado de Honduras, incluyendo US$125 millones en fondos movilizados, principalmente en proyectos de energía renovable. También tiene inversiones en los sectores de finanzas, bienes raíces comerciales y agronegocios. IFC trabaja con bancos comerciales para diversificar su cartera de productos para apoyar a las PyMEs y el sector de vivienda, así como para fortalecer su gestión de riesgos y prácticas de gobierno corporativo.
 
“Ayudamos a que las empresas hondureñas crezcan de forma sostenible, generen oportunidades de empleo y mejoren los niveles de vida en sus comunidades,” dijo Carolina Cárdenas, representante de IFC para Honduras. “IFC promueve el desarrollo mediante el impacto que tienen sus clientes y está comprometido en apoyar al sector privado en Honduras para aumentar su crecimiento económico”, agregó.
 

Los clientes de IFC en Honduras respaldan aproximadamente 7,500 empleos, apoyan a 2,500 agricultores con acceso a mercados, formación y financiamiento, y contribuyen con US$4.1 millones al gobierno en impuestos. La cartera del GBM en Honduras también incluye cuatro proyectos de MIGA para apoyar garantías en los sectores de energía renovable, infraestructura y transporte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada