HNM

HNM

Aplicación Movil

Celeste Andino / Honduras, Nación y Mundo
Powered by Conduit Mobile

martes, 17 de abril de 2012

Estrategia Nacional para el Control de las Drogas 2012: Construcción de un Historial de Reforma


Resumen Ejecutivo

Un enfoque del Siglo 21 de la Política para el Control de las Drogas

El discurso inaugural de la Administración Estrategia Nacional para el Control de las Drogas, publicado en 2010, trazó una nueva senda para nuestros esfuerzos encaminados a reducir el consumo ilícito de las drogas y sus consecuencias en los Estados Unidos.  La Estrategia  perseguía un enfoque convencional hacia el problema de las drogas——un enfoque que rechaza la falsa opción entre una "guerra contra las drogas" centrada en la obligatoriedad al aplicar la ley por un lado, y por el otro la noción extrema de la legalización de las drogas. La ciencia demuestra que la adicción a las drogas no es una falla moral del  individuo, sino más bien es una enfermedad cerebral que puede prevenirse y tratarse.  Como resultado,  La Estrategia Nacional para el Control de las Drogas utiliza un equilibrio de reformas de salud pública y de seguridad basado en evidencias, centrándose en siete áreas esenciales:

  • Fortalecer los esfuerzos para prevenir el consumo de drogas en nuestras comunidades;
  • Buscar oportunidades para una temprana intervención en el cuidado de la salud;
  • Integrar el tratamiento de los desórdenes a causa del abuso de sustancias a los servicios del cuidado de la salud, y a dar apoyo en la recuperación;
  • Romper el ciclo del consumo de drogas, el crimen, la delincuencia y el encarcelamiento;
  • Desmantelar el tráfico y producción doméstica de drogas.
  • Fortalecer las alianzas internacionales; y
  • Mejorar los sistemas de información para poder analizar, evaluar y tratar mejor en forma local el consumo de las drogas y sus consecuencias.

En su mensaje al Congreso en 2010  La Estrategia Nacional para el Control de las Drogas, el Presidente afirmó que “…una estrategia bien diseñada tiene éxito únicamente en la medida de su aplicación.  Para tener éxito, debemos confiar en el trabajo duro, la dedicación y perseverancia de cada estadounidense que se interesa."  Durante 3 años, este principio ha guiado los esfuerzos de la Administración para incluir a todos los sectores de la sociedad americana en un esfuerzo nacional integral para reducir el consumo ilícito de drogas y sus consecuencias.  La primera Estrategia  de la Administración, incluyó más de 100 elementos de acción a emprender por parte de las agencias Federales conjuntamente con sus contrapartes del Estado, locales, tribales e internacionales.

La  Estrategia  para este año, proporciona una revisión del progreso que hemos logrado durante los últimos tres años y también proyecta hacia el futuro nuestros esfuerzos continuos para reformar, volver a equilibrar y renovar nuestra política nacional de control de las drogas  para abordar los retos presentados por la salud pública y la seguridad pública del Siglo 21.   


Importantes pasos hacia adelante

  • Fortalecer el apoyo para la prevención y tratamiento  La Administración ha incrementado el financiamiento a programas de prevención y tratamiento—durante los últimos 3 años, hemos gastado más de $31 mil millones en programas de educación a nivel Federal sobre las drogas y su tratamiento, en comparación con $27 mil millones en programas domésticos de aplicación de la ley.

  • Efectuar un cambio positivo en nuestras comunidades  La Administración ha proporcionado más de $370 millones para financiar a más de 700 coaliciones locales para prevenir el consumo de drogas entre los adolescentes, mediante el Programa de Comunidades Libres de Drogas.

  • Reconocer la prevención de las drogas como parte de la salud en general. En 2011, la Administración publicó por primera vez una Estrategia Nacional de Prevención que hace un llamado a la eliminación de disparidades y al aumento en la educación.

  • Responder a la epidemia del abuso de medicamentos recetados. En respuesta al problema del abuso de medicamentos recetados, designado como epidemia por los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, en inglés), la Oficina de la Política Nacional para el Control de las Drogas (ONDCP, en inglés)  dirigió el desarrollo del Plan de Prevención del Abuso de Medicamentos Recetados de la Administración, centrándose en la educación, supervisión, eliminación adecuada y aplicación de la ley.
  • Reducir los riesgos que representa el consumo de drogas en las carreteras. La Administración ha elevado la cuestión de  "conducir drogados", convocando a una cumbre nacional, estableciendo una alianza histórica con Mothers Against Drunk Driving (Madres Contra los Conductores Embriagados, MADD, en inglés), aprobando una resolución en Las Naciones Unidas.  En 2010 y 2011, el Presidente Obama declaró diciembre como el "Mes nacional para prevenir el manejo bajo los efectos del alcohol y las drogas", e hizo un llamado a todos los estadounidenses a conducir sobrios, libres de drogas y sin distracciones.
  • Integrar el tratamiento a los servicios del cuidado de la salud convencionales.  Con la aprobación de la Ley del Cuidado de la Salud Asequible, las empresas aseguradoras deberán tratar la adicción a las drogas como una enfermedad posible de prevenir y con posibilidades de recuperación.

  • Fomentar un sistema de justicia más equitativo y eficaz. En 2010 el Presidente Obama  aprobó la Ley de Sentencias Justas, reduciendo las disparidad 100 a 1 en sentencias  injustas e injustificadas por delitos de crack y cocaína en polvo.  Esta fue la primera vez en cuatro décadas en que se ha revertido una ley mínima obligatoria.

  • Obtener tratamiento para los transgresores involucrados en drogas. En los últimos 3 años, los tribunales de tratamiento de drogas han enviado alrededor de 120,000 delincuentes por año a tratamiento por drogas en lugar de enviarlos a prisión.  En la actualidad hay 2,600 tribunales de drogas a lo largo de la Nación.

  • Romper el ciclo del consumo de drogas y el encarcelamiento; A través de programas mejorados de libertad condicional como el Proyecto HOPE en Hawái, las personas bajo dicho régimen están experimentando dramáticas reducciones en el consumo de drogas como resultado de las pruebas de uso de drogas y sanciones rápidas, certeras pero razonables combinadas con tratamiento, en aquellos casos en que dichas personas lo soliciten o cuando se haya determinado un éxito poco probable en el programa sin el tratamiento.

  • Respaldar a más de 23 millones de estadounidenses a recuperarse de desórdenes a causa del consumo de sustancias. ONDCP estableció una oficina especializada para atender las necesidades de las personas en recuperación.  La oficina trabaja con agencias Federales, gobiernos estatales y locales, tribus y organizaciones nacionales para fomentar el desarrollo de sistemas y servicios orientados a la recuperación y a eliminar barreras legales y regulatorias a la recuperación.  ONDCP también se asoció con el secretario Donovan y el Fiscal General Holder para enviar cartas a las autoridades estatales y locales para aclarar dudas en cuanto a las regulaciones que impiden el acceso a vivienda y empleo a las personas en recuperación. 

  • Reforzar las alianzas internacionales para reducir el suministro de drogas.  En 2011, los Estados Unidos y sus aliados retiraron 193 toneladas métricas de cocaína de la cadena de suministros ilícita proveniente de América del Sur durante su transporte a los Estados Unidos .  La Administración continúa trabajando con el Gobierno de Colombia mientras que ésta toma más responsabilidad en los esfuerzos de aplicación de la ley y control de las drogas.  La capacidad de producción potencial de cocaína pura en Colombia se ha reducido en un 61 por ciento de 2001 a 2010.
  • Ayudar a los países vecinos a enfrentar el crimen organizado transnacional. Mediante programas tales como la Iniciativa Mérida de $1.9 mil de millones de dólares con México, la Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe, y la Iniciativa Regional Centroamericana de Seguridad, Estados Unidos ha ayudado a expandir la capacidad judicial, social, educativa y de aplicación de la ley para combatir la influencia del crimen organizado transnacional en la región.
  • Fomentar medios de vida alternativos en regiones productoras de drogas.  La Administración ha dedicado $1.2 mil de millones de dólares a programas de desarrollo alternativo durante los últimos tres años, para proporcionar incentivos económicos y ha aumentado  la protección a los agricultores de las regiones productoras de drogas en el hemisferio occidental.   17 de abril de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada